Playa de la Lambra

Playa de la Lambra
12-07-2018

La playa de La Lambra es un lugar salvaje, muy poco frecuentado, donde el visitante disfruta de la naturaleza en su estado más virgen

Situada en un paraje virgen y aislado, como la mayoría de las playas de La Graciosa. Se accede a ella a pie, tras un larga caminata (60min), en bicicleta (30 minutos) o en el servicio de taxi de La Graciosa (10 minutos) siguiendo la ruta hacia el este, después de Pedro Barba.

La playa de La Lambra o del Ámbar es un lugar salvaje, muy poco frecuentado, donde el visitante disfruta de la naturaleza en su estado más virgen. Lo bonito de esta playa es el contraste entre las rocas volcánicas y el color blanco de su fina arena. Es un lugar ideal también para disfrutar del paisaje dunar que tanto caracteriza a las Islas Canarias.

Tiene 600 m. de largo y un ancho medio de 55 m. Es de fina arena blanca, es una playa ventosa y de oleaje moderado.

Los Arcos.

Un poco más al norte nos encontramos con un fenómeno natural de gran valor paisajístico: Los Arcos. Aquí, la línea de costa volcánica da forma a unos caprichosos y sorprendentes arcos naturales de piedra basáltica de varios metros de altura. Bajo ellos, el mar suele romper con fuerza y cangrejos y lapas campan a sus anchas bajo el murmullo de las mareas.